Consejos sobre los neumáticos del coche

Nos preocupamos del aceite del coche, de las pastillas de freno, de reparar los bollos de la chapa del coche para que nuestro vehículo luzca como nuevo pero… ¿y los neumáticos? La verdad es que muchas veces son los grandes olvidados del vehículo, cuando los neumáticos son el principal punto de contacto con la carretera y la baja presión o el desgaste reduce considerablemente las condiciones de seguridad de nuestro vehículo.

El primer factor que debemos cuidar de los neumáticos es su presión. Con una presión adecuada, por un lado mejorarás el ahorro de combustible y las emisiones de CO2 serán menores, y por otro podrás mantener una conducción en mejores condiciones de seguridad.

Sólo con seguir las recomendaciones del fabricante de nuestro coche respecto a los neumáticos, obtendremos las mejores condiciones de conducción. En el caso de los neumáticos tendremos mayor adherencia y estabilidad, evitando preocuparnos por un posible percance con las ruedas. Y no se trata sólo de preocuparnos por los pinchazos, una presión inadecuada de los neumáticos influye negativamente en la distancia de frenado y nos pone en peligro (a nosotros como conductores, a nuestros acompañantes y al resto de gente que circula por la carretera). Con menos presión, tenemos mayor superficie de rozamiento y por lo tanto la distancia de frenado aumenta. Además las curvas pueden hacernos perder el control de la trayectoria del vehículo

Y sé que muchos pensaréis que es posible circular con más presión de la recomendada por el fabricante… pero es preferible ajustarse a lo marcado. Debemos cuidar meticulosamente la presión de nuestros neumáticos para evitar problemas mayores. Lo mejor de todo es que el aire es gratis (¡pocas cosas quedan gratis en este mundo!). Así no hay excusas ante la seguridad de nuestro vehículo.

Por estos motivos es muy importante  comprobar periódicamente la presión de los neumáticos utilizando un manómetro bien calibrado. Importante recordar que es mejor unos neumáticos con unas décimas de más de presión que de menos  y pensemos que con plena carga  en nuestro automóvil los neumáticos tienen que llevar más presión ya que las maletas y todo el equipaje que solemos llevar en el coche (pensemos en la sobrecarga en las vacaciones de Semana Santa, agosto, Navidad, etc.) tienden a hacer bajar nuestro vehículo por el peso.

Cuida bien tus neumáticos y disfruta de la conducción 😉

Tagged on: , ,
 
Este sitio web puede utilizar algunas “cookies” para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos
leer política cookies